Tuesday, July 11, 2017

Familia beduina es votada como miembros de pleno derecho en un Kibutz al Norte de Israel

La familia fue votada como miembros de pleno derecho del Kibútz Eilón después de que 116 de los 124 miembros votaran a favor; Un miembro  del kibutz dice: "He conocido a Majmúd durante 20 años. Toda la familia es una parte inseparable del kibútz, y los vemos como parte de nuestras vidas.


Nadie del Kibutz Eilón  se sorprendió el viernes pasado cuando Hadíl y Majmúd Mazal -de la aldea beduina de Arab al-Aramshe, en la frontera con Líbano- fueron calurosamente recibidos como nuevos miembros del kibutz.

 


La pareja, que había estado alquilando en el kibútz durante el último año, disfrutó del apoyo de 116 miembros de un total de 124 cuando llegó la hora de votar. Majmúd, de 49 años, y Hadíl, de 32 años, son enfermeros por profesión y tienen tres hijos, Yazan, Adam y Amari. Hadíl trabaja en el Centro Médico Galilea en Nahariya, mientras Majmúd trabaja para el Instituto Nacional de Seguros y Clalit Health Services. "En 1994, alguien del kibutz estudió conmigo y después de la universidad, fui a vivir al kibutz hasta el año 2000. La decisión de convertirme en miembros se hizo después de que los niños nacieron", dijo Majmúd.

 
"Mi padre en realidad creció en un kibutz desde los 10 años como hijo adoptivo de una familia polaca en el Kibutz Matzuva y hasta el día de hoy se le conoce con el nombre de Asher, fue pastor del kibutz y vivió allí hasta los 30 años. Nuestra decisión de pasar al kibutz fue aceptada por nuestras familias y mi madre nos felicitó, estamos totalmente involucrados en la vida del kibutz ".

 
El primer proyecto de Majmúd para el kibutz fue el establecimiento de un centro médico de emergencia con médicos y enfermeras, entre ellos él y su esposa. Hadíl también desarrolló un proyecto propio y estableció un centro de recreación para los niños y sus padres.

 
"Creemos en la convivencia, amamos el sentido de unidad y el nivel de amor, calor y compasión, nuestros abuelos siempre apoyaron a los kibutzim en la zona y el pueblo siempre tuvo una conexión con ellos, incluso suministrando harina y comida", dijo Majmúd.

 
Según Hadíl y Majmúd, no hay disputa de que el kibutz proporcionó su  nivel de educación y calidad de vida que su pueblo no. 


 
"Hay una piscina aquí, un gimnasio,  una Línea amiga por ssm,  apoyo a las madres,  paz de la mente, comidas comunitarias los viernes por la noche y lo más importante, aceptan  a otros como personas", dijo la pareja.

David
Shteft, el secretario del kibutz, dijo que la pareja aprobó exitosamente todos los criterios. "Tenemos 114 parcelas de tierra para aquellos que desean ser aceptados como miembros, y hasta la fecha, hemos absorbido a 50 familias de todo el país".
"Conozco a Mahmoud desde hace 20 años", dice el coordinador de seguridad del kibútz Moshe Amsalem. "Toda la familia es una parte inseparable del kibútz, y los vemos como parte de nuestras vidas".

 
Artículo escrito por:  Goel Beno, publ. en Ynetnews ,  10 deJulio 2017.
Fotos: Ynetnews

Original en inglés  aquí    (Trad. por  mí y  el resaltado en negrita es  mío)


10 comments:

Pilar V said...

Cuando miramos a las personas de cerca nada puede convencernos de que son "los otros".

Una noticia estimulante.

manouche said...

Bravo pour l'intégration.

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Realmente conocer a las personas es lo más grande. El roce hace el cariño, se suele decir y casi siempre se cumple.
Musu handi bat.

Tracy said...

¡¡¡Bravo!!! espero que cunda el ejemplo en todo el mundo.
Un beso fuerte.
Esto no hace tener esperanzas.

Katy Sánchez said...

Todo lo que sea integrar, acoger, ayudar y aceptar es lo que nos acerca y nos hace más humanos.
Bss

Pedro Ojeda Escudero said...

Son buenas siempre las noticias como esta, pero yo no hablaría de integración. El problema es mucho más hondo y profundo y hay que seguir profundizando en construir espacios de encuentro.
Un beso.
Pedro

Cayetano Gea said...

Eso se llama amplia mayoría. Por algo será.
Un abrazo, Myriam.

Rafa Hernández said...

Me alegro, y ojalá cunda el ejemplo.

Besos.

Genín said...

Perdona pero no entiendo que es lo que tiene eso de extraordinario, lo digo en serio y sin mala fe, de verdad, no lo entiendo.
Besos y salud

emejota said...

Me encanta, claro que cuando las personas se conocen entre si la aceptación suele surgir espontáneamente si el respeto impera y las barreras están de más. Por esta razón secundo la actitud de Genin.